color marsala pantone 2015

Este año, que no falte el vino en casa.

La marca Pantone, el estándar de color por excelencia, elige el color que será el protagonista durante todo el año. Para ello sus expertos coloristas rastrean el mundo en busca de influencias. Buscan en las películas, en las exposiciones de arte, en las innovaciones tecnológicas, en las últimas novedades de la industria de la moda. Buscan las tendencias y las destilan en un color. En 2015 le ha tocado el turno al aka 18-1438, bautizado como Marsala.

el color marsala en la moda

Marsala es un color que recuerda al vino tinto, y no es por casualidad. En realidad, el Marsala es un vino producido en Sicilia, en la región que rodea a la ciudad italiana de Marsala. Es, por tanto, un vino que simboliza una región. Como el Burdeos. O el Rioja. El Marsala es un tono entre tierra y rojo oscuro, de vocación natural, que recuerda al vino tinto. O, en palabras de Leatrice Eiserman, directora ejecutiva del Instituto Pantone, “Marsala es un tono sutilmente seductor que nos atrae con su cálido abrazo“. Según ella, se trata de un color idóneo para decorar las casas más acogedoras, desde la cocina al salón, “ya que su elegancia universalmente atractiva se traduce fácilmente a la moda, la belleza, el diseño industrial, los muebles para el hogar y los interiores en general“.

el color marsala en la decoracioncolor marsala en la cocina

En un entorno de tonos neutros, el Marsala resulta un color perfecto para romper la monotonía cromática. Y, bien combinado, es un aliado perfecto de tonos tan diversos como el azul oscuro, el turquesa, los colores pastel y los metalizados. Un acabado mate resalta su naturaleza orgánica, y con brillo transmite un mensaje de glamour y lujo, lo que demuestra su versatilidad.

el color marsala decoracion

Como cualquier tono que deriva del rojo, el Marsala está relacionado con el apetito y es una buena idea para usarlo en nuestra cocina, en la que puede aportar un toque diferente, más trasgresor y personal. Según afirma Leatrice Eiseman, “encarna la riqueza satisfactoria de una comida saciante, a la vez que sus raíces de color marrón rojizo emanan una terrenidad sofisticada y neutral”.

Si ella lo dice, así será. Así que este año lleva a tu casa el color vino. Y brinda por el buen gusto.

Deja un comentario