hormigas en la cocina durante el verano

Bichos en la cocina en verano.

En verano recibimos muchas visitas inesperadas en la cocina de nuestra casa. Y no hablamos de los amigos que se acercan a tomar una cerveza en la terraza ni de los parientes que vienen a pasar unos días y comen como limas, sino de los insectos que se multiplican con el calor.

El aumento de las temperaturas lleva asociado un incremento de la población de hormigas, cucarachas, polillas y moscas, que pululan por nuestras cocinas, a veces en forma de plagas, con las consiguientes molestias y, lo que es peor, con el riesgo de infección de los alimentos.

¿Qué hacer?

Lo más importante es la prevención, y la forma más eficaz de prevención es, lógicamente, la limpieza. Es importante mantener unas condiciones higiénicas adecuadas para evitar que los bichos se conviertan en una amenaza para la salud. Sobre todo en los rincones y lugares poco accesibles, en los cubos de basura y en zonas de difícil acceso, donde se acumulan restos de comida, suciedad y humedades, factores que actúan como imanes para los insectos.

botes hermeticos para la comida

Hay varios consejos básicos que pueden ayudarte a mantener a raya a los bichos: Mantén puertas y ventanas cerradas. Procura limpiar rápidamente cualquier líquido que se derrame. Mantén limpias y sin humedad las zonas donde se almacenan alimentos. Guarda la comida en recipientes herméticos. Repara grifos que goteen. No dejes restos de comida a la vista ni fuera de la nevera, ni platos sucios en el fregadero. Deposita la basura en contenedores que tengan tapadera y vacíalos de forma periódica. Aspira regularmente en las zonas donde se acumulan partículas de comida, como debajo de la mesa de la cocina. Evita poner demasiada agua en las plantas de interior. Mantén los animales domésticos fuera de las zonas de preparación de alimentos y vacía cada noche sus recipientes de agua.

induo_muebles_armarios_cocinas_medida_cocinas_urkia_05_lig
Cocina Urkia de Induo Collection.

Si ya te han invadido, hay varias trucos que puedes utilizar. Para acabar con las hormigas, por ejemplo, debes descubrir el hormiguero y taparlo, añadiendo aceites y polvos repelentes. La cayena funciona muy bien, pero cuidado con los ojos: pica. Las moscas y mosquitos se evitan con mosquiteras en las ventanas. También puedes cortar tiras de papel de periódico, untarlas de miel o almíbar y colgarlas del techo: los insectos se acercarán y quedarán adheridos. Las cucarachas son muy resistentes. Se adaptan incluso a los insecticidas químicos. Pero el ácido bórico sigue siendo un buen arma contra ellas.

Deja un comentario