Basket Building, Ohio.

Casas que parecen cosas (II).

Los edificios con formas extrañas se levantan por todo el mundo con inusitado entusiasmo. A la vieja carrera por construir el rascacielos más alto iniciada en el siglo XX, se le ha sumado en los últimos años la competición por ver quien desarrolla la obra más original, la más extravagante, la más disparatada.

Así, decenas de construcciones increíbles dejan de ser meros delirios de la imaginación y se vuelven reales gracias a los avances tecnológicos en la edificación y al afán de notoriedad. Ya hicimos una incursión en estas casas con forma de cosas, pero tenemos material para muchas incursiones más. Aquí tienes más ejemplos de lo que pasa cuando a la arquitectura le da por divertirse.

United Equipment Company, Turlock, California.

¿A qué se decida esta empresa de California? Viendo sus oficinas no quedan dudas. El bulldozer gigante es como una gran valla publicitaria que anuncia sus servicios: maquinaria pesada para movimientos de tierras.

United Equipment Company, Turlock, California.

Basket Building, Ohio.

El edificio cesta está en Newark y es la sede de la compañía Longaberger, dedicada, cómo no, a la cestería en madera de arce. En su interior trabajan 500 empleados.

Basket Building, Ohio.

Edificio zapato, Hallam, Pennsylvania.

Este botín blanco de talla extragrande no es una ocurrencia reciente, sino que fue construido en 1948 por el empresario zapatero Mahlon N. Haines como casa de huéspedes de su empresa. Hoy es un pequeño museo del calzado.

Edificio zapato, Hallam, Pennsylvania.

Edificio Digital Beijing, Pekín, China.

China es tal vez la meca de los edificios raros. La pujanza económica y el abrumador poderío demográfico han originado multitud de extravagancias arquitectónicas, muchas de ellas de dudoso gusto. El Edificio Digital Beijing, en China, es un buen ejemplo de ello.

Edificio Digital Beijing, Pekín, China.

Posada del ladrido, Idaho, EE.UU.

En 2003 abrió sus puertas The Dog Bark Park Inn, el Beagle más grande del mundo. Es un bed and breakfast con sólo dos habitaciones. El servicio está en la parte trasera. Se admiten mascotas, por supuesto.

Posada del ladrido, Idaho, EE.UU.

Fuente: Gizmodo

Deja un comentario