armario de puertas correderas sara

Sara y el principio de no intervención.

A veces, lo mejor es no interferir. Los Estados, por ejemplo, no deben inmiscuirse en los asuntos internos de otro Estado. Las personas deben quedarse al margen de los problemas ajenos que no les incumben. Y los muebles que incorporamos a una habitación deben estar en armonía con la decoración general, sin causar desequilibrios ni distorsiones.

Por supuesto, en el caso de los muebles no siempre es así. Hay ocasiones en las que un armario o una estantería con mucha personalidad, con un color llamativo o un material singular, es lo más adecuado para levantar un ambiente demasiado anodino o convencional. En ese caso, el mueble se convierte en el centro de atención, en el vestido espectacular que ilumina una habitación.

armario de puertas correderas sara en detalle
Armario Sara de puertas correderas.

Pero estábamos hablando de los muebles que no se entrometen. Sara, uno de los armarios de puertas correderas de Induo, es un estupendo modelo de discreción. Su capacidad para integrarse en la estructura de una estancia lo convierte en un aliado perfecto para no interferir en la ambientación elegida. Sara sabe estar, es apropiado en cualquier situación, acompaña sin destacar ni llamar la atención. Tiene esa elegancia clásica de quien ha ido a una fiesta, todo el mundo habla de lo bien vestido que iba, pero nadie se acuerda exactamente de la ropa que llevaba.

armario de puertas correderas sara
Detalles del armario Sara.

Sara tiene, por lo demás, las ventajas de los armarios de puertas correderas: las puertas más anchas ofrecen más espacio a la habitación y permiten conseguir una estética más minimalista y la vista panorámica de prácticamente la mitad del armario.

Si quieres saber más, sáltate el principio de no intervención y métete en el catálogo de productos de nuestra web. Allí encontrarás toda la información.

Deja un comentario