Vestidor laga de induo collection

Cómo vestir un vestidor.

Un vestidor es el sueño de mucha gente. Y no solo por los indudables beneficios funcionales que aporta en una casa, como el orden y la comodidad, sino también porque es el símbolo de una vida estilosa y abundante. Un vestidor es, en cierta forma, la habitación que transmite el bienestar y el gusto por la estética de un hogar. Y por eso tiene que ser práctico, pero también tiene que ser agradable y bonito.

¿Cómo se consigue que un vestidor esté bien vestido?

El espacio y la iluminación son importantísimos, pero nosotros nos vamos a centrar ahora en otros dos aspectos, la distribución y el color.

Vestidor laga de induo collection
Vestidor Laga.

Una distribución armoniosa y organizada favorece mucho la imagen de un vestidor. Hay que evitar la sobresaturación visual, así como realizar composiciones en las que se abuse de baldas, de percheros o de cajones. Lo ideal es que haya una planificación del espacio y un reparto proporcionado de las zonas: necesitarás zonas para prendas largas como abrigos y vestidos, cortas como chaquetas, camisas, faldas y pantalones, y otras para calzado y complementos. Todo, en su justa media. El desequilibrio es una forma de desorden. Y además, es feo.

También existen elementos adicionales muy prácticos que facilitan la organización y mejoran el aspecto chic y cuidado del vestidor.

vestidor hanna
Vestidor Hanna.
induo_muebles_armarios_cocinas_medida_vestidores_hanna_03_sld
Vestidor Hanna.

El color es el otro elemento fundamental. Algunos expanden, vigorizan. Y otros nos dan calma, y atenúan un exceso de luz y de información visual.

Los colores neutros incluyen los que van del gris claro al negro, y los tonos oscuros de verdes y azules. Son ideales para combinar con otros colores y para reducir la presencia del vestidor, si es que queremos que pase más desapercibido. También son muy elegantes. Los colores estridentes son visualmente muy expansivos, pero no es aconsejable utilizarlos en un vestidor que no queremos resaltar.

Los colores cálidos son los derivados del amarillo y el rojo, como los naranjas, y son los indicados para invitar, realzar e iluminar. Son ideales si el vestidor no tiene mucha luz. Los colores fríos son los familiares del azul: los verdes y los violetas. Ponen una distancia, pero son más sufridos.

vestidor laga
Vestidor Laga.
vestidor hanna generico
Vestidor Hanna.

Si el vestidor es oscuro, lo mejor es elegir un color con alto contenido en blanco, o un color vibrante claro como el melón, el lavanda claro, el verde manzana, los rosados, los celestes y las vainillas. Pero tal vez los colores ideales para un vestidor sean los colores pastel. También aportan mucha luz y permiten distinguir mejor las distintas zonas de la habitación e incluso la propia ropa. Además, transmiten una sensación de limpieza y de orden que es tan agradable y tan necesaria en un vestidor.

Deja un comentario